La Asociación Mutual de Protección Familiar tiene como línea de acción fundamental proveer a la salud de sus asociados, por lo que su gran desafío es garantizar el derecho a la salud, y para ello promueve el modelo de atención primaria de la salud (APS), considerando que es un modelo que instrumenta el acceso a un sistema sanitario inclusivo, participativo y eficaz y que a través del mismo se logrará la “salud para todos”, en especial la de los grupos más vulnerables.