Con una visión diferente del cuidado de la salud toma al paciente como un individuo dentro de su contexto familiar y social, para brindarle un acompañamiento permanente de contención, cuidado y prevención a lo largo del complejo proceso de salud – enfermedad.

Su Médico de Familia pregunta en la primera visita, importantes datos como antecedentes hereditarios, hábitos tóxicos (alimentación, tabaco, alcohol) y actividad física, que le permitirán definir los niveles de riesgo y elaborar, en forma conjunta, planes de prevención adaptados a cada persona.

El principal objetivo es evitar la manifestación de enfermedades o minimizar sus consecuencias, a través de un proceso de acompañamiento basado en la mutua confianza entre su médico de familia y Usted.

Contamos con atención de Médicos de Familia en todas nuestras delegaciones.

El control de la salud

El “chequeo general” no es sólo una lista de análisis y otros métodos de diagnóstico, sino que existen estrategias sobre las cuales se realizan prácticas preventivas necesarias para cada uno de nosotros, teniendo en cuenta que deben rastrearse enfermedades cuya detección temprana pueda cambiar el pronóstico de su evolución.

Puntos a destacar

• Es necesario prevenir enfermedades, realizando visitas médicas periódicas a su Medico de Familia.

• La Rutina no sólo implica una lista de análisis de laboratorio idéntica para todos, sino que debe basarse en la evaluación del Medico de Familia de nuestros antecedentes, hábitos de vida y examen físico.

• Cada uno de nosotros tiene “su perfil de riesgo”. Deben buscarse aquellas enfermedades cuya detección temprana cambia su pronóstico.